Views
4 months ago

THE JAGUAR #06

A veces provocativo, siempre creativo: te presentamos a Stefan Sagmeister, diseñador gráfico | Ebanistas británicos llevan un arte centenario a una nueva dimensión | Deléitate con la deliciosa gastronomía de 3 estrellas Michelin de Paul Pairet en Shanghái | Descubre cómo redefine Iris van Herpen la tecnología de la moda | Disfruta de un viaje en el tiempo a la futurista Seúl

« ME GUSTA LA IDEA DE

« ME GUSTA LA IDEA DE DEDICARME A UN SOLO MATERIAL, INCLUSO SI ESE MATERIAL ES IMPLACABLE» Arriba: las esculturas de madera etéreas de Eleanor Lakelin. A la derecha: Sebastian Cox crea pantallas únicas a partir de «hongos» colección de piezas modernas con las cualidades naturales del desramado de avellano, combinando el diseño de muebles de alta gama y la artesanía con un material que muchos solo usarían como tutores. Fue su trabajo con el desramado lo que le empujó a un material inusual. En una habitación sin ventanas más parecida a una planta de bioalmacenamiento que al taller de un ebanista, Cox fabrica pantallas de lámparas. A partir de hongos. «Cuando desramas, lo cortas todo», afirma. «Y hay un montón de residuos que solo sirven para quemar. Los astillamos, los inoculamos con micelio y empieza a crecer, comiéndose las astillas. Luego los empaquetamos en moldes». El resultado es un material con una textura suave y un aspecto aterciopelado que se parece a un pedazo de madera torneada y a una tela. Es barato, ligero y fuerte. Según Cox, sería un excelente sustituto del embalaje de poliestireno. Esta conciencia de las posibilidades de los materiales y cómo usarlos es típica en el trabajo de Cox y en cómo opera este nuevo híbrido entre diseñador y artista. Las limitaciones de un material no suponen un problema: les gusta romperse la cabeza para encontrarle un uso. La carrera de Lakelin como artista comenzó cuando alguien le puso en las manos un fragmento del castaño de Indias que ahora usa. «Yo era ebanista», dice, «y sabía que cada árbol tiene diferentes propiedades, incluso los de la misma especie». Cortó la madera y la rebaba rebelde que encontró hizo que se enganchara. «Me gusta la idea de dedicarme a un solo material», afirma, incluso si ese material es «implacable. Se rompe fácil y es difícil para trabajar. Pero eso me gusta». Crear una pieza «lleva meses», quitar la corteza y la madera milímetro a milímetro en un torno, despojarla de las rebabas de debajo. Es un proceso minucioso: solo la técnica marca la diferencia entre completar una pieza o arruinarla. FOTOGRAFÍAS: ALUN CALLENDER, GLENLIVET, PETR KREJCI 34 THE JAGUAR

ARTESANÍA Y para el diseñador-fabricante Tom Raffield, una técnica ha definido su look: la flexión al vapor. Como el desramado, la flexión al vapor hunde sus raíces en la prehistoria: la madera se calienta con vapor y luego se dobla hasta obtener la forma requerida. La iluminación sinuosa de Raffield y las líneas sencillas de sus muebles se ven influidas por lo mejor del diseño de mediados de siglo. Pero, hasta hace poco, la flexión al vapor era algo anticuado. «Creo que retrocedió debido a la laminación», dice. La laminación se produce en masa, utiliza mucho pegamento y genera muchos residuos. La flexión al vapor ha cobrado mayor relevancia en el siglo XXI. «Es lo más adictivo que he hecho. Y no tiene límites. Hay pocas cosas que no puedas hacer con esa técnica. Es una forma de transferir un dibujo a la madera. Además, refleja el hecho de que en la naturaleza no hay líneas rectas». Y para probar lo que dice, Raffield utilizó ceniza doblada al vapor, un material no asociado a la construcción, en su casa de Devon. El resultado es impresionante y exitoso, ya que el revestimiento sinuoso fluye sobre la estructura de piedra de la casa rural del siglo XIX. La mezcla de lo tradicional y lo contemporáneo caracteriza a este movimiento artesanal. Y, para Raffield, conduce a la creación de las antigüedades del futuro, objetos que perdurarán durante siglos. «Queremos hacer piezas atemporales que duren», dice Raffield. «Es una forma de recordar cómo solíamos consumir y usar productos. Podemos reparar piezas y desarrollar una relación con los clientes a medida que ellos lo hacen con el producto. Para nosotros, crear un objeto de calidad es lo más sostenible que podemos hacer».

 

JAGUAR

THE JAGUAR #06

 

La revista The Jaguar rinde homenaje al arte de crear, con artículos exclusivos que apelan a los sentidos, desde la conducción dinámica hasta el diseño más seductor y las tecnologías de vanguardia.

La creatividad y la innovación son el alfa y el omega de todo lo que hacemos en Jaguar. Este nuevo número vibra con las historias de personas de todo el mundo que hacen de su vida una inspiración para los demás: diseñadores, inventores, librepensadores. Por supuesto, la acción al volante está garantizada: disfruta el silencio a bordo de un I-PACE en ruta por Finlandia, revive la gloria del legendario XJ220, descubre la exquisita elegancia del 1978 XJ y mucho más.

La Biblioteca

THE JAGUAR #06
THE JAGUAR #05
THE JAGUAR #04
THE JAGUAR #03
THE JAGUAR #02
THE JAGUAR #01

© JAGUAR LAND ROVER LIMITED 2016

© JAGUAR LAND ROVER LIMITED 2016 Registered Office: Abbey Road, Whitley, Coventry CV3 4LF Registered in England No: 1672070
Cifras obtenidas a partir de pruebas oficiales realizadas por el fabricante de conformidad con la legislación europea.
El consumo de combustible real de un vehículo podría ser diferente del obtenido en dichas pruebas y estas cifras son para fines comparativos únicamente.