Views
11 months ago

THE JAGUAR #05

  • Text
  • Jaguar
  • Motor
  • Coche
  • Mundo
  • Velocidad
  • Nuevo
  • Mejor
  • Embargo
  • Siempre
  • Forma
Descubre un lado distinto de Eva Green | ¿Será tu próximo taxi un Jaguar I-PACE autoguiado? | ¿Qué hace falta para romper un récord de vuelta en el circuito Nürburgring Nordschleife? | Los fanáticos de la gasolina compitiendo en la nueva serie de carreras eléctricas de Jaguar | Al detalle con la última edición especial de los modelos XE y XF: el 300 SPORT

INNOVACIÓN « LA CLAVE

INNOVACIÓN « LA CLAVE ESTÁ EN CONOCER LA MONTAÑA. Y CUANTO MÁS LA CONOCES, MEJOR SABES LO QUE NO HAY QUE HACER». 62 THE JAGUAR

BERNHARD RUSSI DISEÑADOR DE PISTAS DE ESQUÍ ILUSTRACIONES: MATHIS REKOWSKI Un esquiador de descenso de primer nivel puede rozar los 150 km/h, una velocidad por encima del límite legal de la mayor parte de las autopistas. «Pero no todo va de velocidad —asegura Bernhard Russi—. Una buena pista no puede ser una simple bajada, también necesita curvas largas y saltos de 50 metros. Quiero que gane el mejor esquiador, pero también que los espectadores disfruten». Campeón olímpico y mundial de descenso en los años setenta, Russi es hoy uno de los diseñadores de pistas de esquí más cotizados del mercado. Desde 1988, el suizo ha dibujado los trazados de las pistas de descenso de casi todos los Juegos Olímpicos. Su pista de Face de Bellevarde, en Val d’Isère, es considerada por muchos expertos como un auténtico punto de inflexión en la modalidad del descenso, ya que convirtió esta disciplina antes reducida a un festín de velocidad en línea recta en una prueba más exigente técnicamente y más atractiva visualmente para el espectador. Jean-Claude Killy, campeón olímpico de esquí y miembro del Comité Olímpico Internacional, dijo de él una vez que era el Picasso del esquí. El propio Russi admite que nunca se había planteado dedicarse al diseño de pistas, pero en sus años de esquiador profesional se prodigó en críticas abiertas a determinadas pistas por considerarlas poco exigentes. Y así fue como, a principios de los ochenta, al poco de retirarse de la competición, la Federación de Esquí Internacional le pidió que fuera a Calgary para echar un vistazo a la pista de los Juegos Olímpicos de 1988. «En el informe que redacté, dije que la montaña estaba bien pero… Y por ese “pero” terminé convertido en diseñador de pistas», rememora. Russi lleva el esquí en la sangre. Hijo de esquiador profesional, creció en Andermatt, en los Alpes suizos, «donde la gente aprende a esquiar casi antes que a andar». Tras despuntar como júnior, Russi terminó sus estudios de diseño arquitectónico por la insistencia de su padre antes de centrarse de lleno en el deporte. En sus primeros años en el circuito muchos creyeron que sería flor de un día. Aquel joven profesional, necesitado de ingresos extra, se fracturó una vértebra tras un accidente en el rodaje de la película de James Bond Al servicio secreto de su majestad, en la que hacía de especialista. La lesión lo apartó de las pistas durante seis meses, pero en la temporada de su regreso, en 1970, conquistó el campeonato del mundo, con solo 22 años. En 1972 cayeron otro mundial y un oro olímpico y en 1976 se colgaría una medalla de plata. Russi se retiró a los 30 años y trabajó en el mundo de la prensa antes de hacerse un nombre como diseñador de pistas. A la hora de plantear un primer boceto de una pista, lo primero que hace es estudiar mapas de la zona para elegir un lugar y verlo de cerca. «Luego voy hasta allí y lo recorro a pie. Uso cintas de colores y marco las líneas montaña abajo. Igual necesito varias visitas, pero al final acabo encontrando la línea perfecta, combinando todas las que he pisado, y a partir de ahí dibujamos la pista. La clave está en conocer la montaña. Y cuanto más la conoces, mejor sabes lo que no hay que hacer. Estamos hablando de la naturaleza, no de construir autopistas. Mi idea es intervenir lo mínimo posible». Una vez listo el diseño y preparados los esbozos en papel y en ordenador, ya puede empezar la construcción, un proceso que dura varios años. Visita cada lugar entre 10 y 20 veces para comprobar los avances y pulir lo que haga falta. «Cuando está lista, bajo esquiando, pero sin prisas —explica—. ¡Ya no estoy para carreras!». De eso se ocupa su ayudante, Didier Défago, ex campeón olímpico que colgó los esquís en 2015. Sin embargo, Russi no ha perdido su sed de emociones fuertes. A los 70 años, el suizo sigue escalando por las montañas de Andermatt. «La escalada no te da las mismas descargas de adrenalina, pero también es emocionante. A veces vas al límite, como cuando esquías, y esto me ayuda a superarme». THE JAGUAR 63

 

JAGUAR

THE JAGUAR #05

 

La revista The Jaguar rinde homenaje al arte de crear, con artículos exclusivos que apelan a los sentidos, desde la conducción dinámica hasta el diseño más seductor y las tecnologías de vanguardia.

Comenzamos con una entrevista a Eva Green, una actriz excepcional y estrella de la última campaña de Jaguar. Pero hay mucho más: observa el Jaguar XE 300 SPORT y el Jaguar XE SV Project 8 desatados en las laderas volcánicas de Sicilia, cuélate detrás de las cámaras de la consecución de 2 récords mundiales, adelántate al comienzo del campeonato Jaguar I-PACE eTROPHY, descubre los secretos de 3 famosos artistas expertos en fabricar emociones, y mucho más.

La Biblioteca

THE JAGUAR #05
THE JAGUAR #04
THE JAGUAR #03
THE JAGUAR #02
THE JAGUAR #01

© JAGUAR LAND ROVER LIMITED 2016

© JAGUAR LAND ROVER LIMITED 2016 Registered Office: Abbey Road, Whitley, Coventry CV3 4LF Registered in England No: 1672070
Cifras obtenidas a partir de pruebas oficiales realizadas por el fabricante de conformidad con la legislación europea.
El consumo de combustible real de un vehículo podría ser diferente del obtenido en dichas pruebas y estas cifras son para fines comparativos únicamente.