Views
11 months ago

THE JAGUAR #05

  • Text
  • Jaguar
  • Motor
  • Coche
  • Mundo
  • Velocidad
  • Nuevo
  • Mejor
  • Embargo
  • Siempre
  • Forma
Descubre un lado distinto de Eva Green | ¿Será tu próximo taxi un Jaguar I-PACE autoguiado? | ¿Qué hace falta para romper un récord de vuelta en el circuito Nürburgring Nordschleife? | Los fanáticos de la gasolina compitiendo en la nueva serie de carreras eléctricas de Jaguar | Al detalle con la última edición especial de los modelos XE y XF: el 300 SPORT

EL DÍA DE MAÑANA

EL DÍA DE MAÑANA Convertido en un auténtico rompecorazones del mercado, el I-PACE es el primer vehículo 100 % eléctrico de Jaguar. Su lanzamiento ha conseguido situar la marca en cabeza de la revolución eléctrica, muy por delante de sus principales rivales en el sector. Y todo gracias a un vehículo capaz de encarnar las principales virtudes de la marca (diseño, potencia, confort y experiencia al volante) y, al mismo tiempo, producir cero emisiones contaminantes, una fórmula que marca un antes y un después en la imagen de los vehículos 100 % eléctricos. La influencia de este vehículo llamado a romper todos los moldes cada vez llega más lejos. Recientemente, Jaguar ha alcanzado un acuerdo para fabricar y suministrar 20.000 I-PACE a Waymo, el servicio estadounidense de taxis autónomos, considerado por muchos una de las start-ups más prometedoras de Silicon Valley. Integrada en el potente grupo Alphabet, del que también forma parte Google, Waymo se ha colocado en la pole position en la carrera por convertir los taxis autoconducidos en una realidad cotidiana. Su servicio ya se encuentra en fase de pruebas en Estados Unidos, donde cuenta con 600 monovolúmenes autónomos que transportan a participantes voluntarios por diferentes puntos geodelimitados de Phoenix, en Arizona, así como varios taxis totalmente autónomos que circulan por carreteras normales y corrientes. El lanzamiento oficial en el conjunto del país está previsto para 2020. «Cuando vimos el I-PACE enseguida tuvimos claro que podía ser una plataforma fantástica para la integración de nuestra tecnología —explica John Krafcik, director general de Waymo—. Era un vehículo de nueva creación y con una potente batería de 90 kWh. Además, la química fue instantánea porque Waymo y Jaguar comparten una misma forma de ver el mundo». Esta perspectiva compartida será clave para el éxito de este proyecto conjunto. Para asegurar el tiro, Jaguar ya ha cedido a Waymo algunos de sus ingenieros, que garantizarán una integración total de la tecnología de conducción autónoma en los Jaguar I-PACE de Waymo desde su primer día en servicio. Por tanto, Jaguar no se limitará a fabricar vehículos eléctricos para un nuevo mercado, sino que se convertirá en un actor protagonista de una iniciativa con visos de revolucionar de arriba abajo el universo del transporte. «Waymo quedó gratamente sorprendida al descubrir que el Jaguar I-PACE era mucho más que un coche para impresionar en una feria», asegura Hanno Kirner, director corporativo y de estrategia de Jaguar. «Hemos creado un vehículo eléctrico muy avanzado y ellos han desarrollado el sistema de conducción autónoma más innovador. El resultado es el primer taxi-robot autónomo del mundo». «Integrar un sistema de conducción autónoma en un coche es una misión titánica —prosigue—. Pero es un proceso en el que todos aprendemos mucho. No solo venderemos los coches: también nos ocuparemos del mantenimiento y la gestión de la flota de Waymo, o sea que se trata de otro cambio de paradigma. Seremos el fabricante y, a la vez, el operador de un servicio de transporte colectivo». « EL RESULTADO ES EL PRIMER TAXI-ROBOT AUTÓNOMO DEL MUNDO». OJOS QUE TODO LO VEN Alimentada por un auténtico ejército de recursos y un ingente volumen de materia gris, la tecnología que moverá los Jaguar I-PACE de Waymo está en constante evolución e incluye lo último en el campo de los sensores y la inteligencia artificial. El cerebro del vehículo es un sistema inteligente de sensores y radares llamado LiDAR. Podríamos decir que son los ojos del vehículo, capaces de detectar peatones, ciclistas, obras y mucho más, a una distancia de hasta tres campos de fútbol y con una visión de 360°. «Somos la única empresa del sector que tiene sus propios ingenieros de hardware para desarrollar los sensores —revela Krafcik—. El LiDAR, el radar, los sistemas de visión y el paquete de computación han sido diseñados por Waymo, y los ingenieros de hardware trabajan codo con codo con los informáticos que programan el software que moverá los vehículos». «Nuestra tecnología se ha sometido a la que seguramente sea la prueba de conducción más exigente del mundo —continúa—. Nuestros coches han acumulado 8.000 millones de kilómetros en modo autónomo en 25 ciudades americanas diferentes. Y 8.000 millones de kilómetros más en simulaciones, además de 52 THE JAGUAR

20.000 pruebas individuales en una ciudad de pruebas diseñada a medida por Waymo». Los usuarios podrán acceder al servicio a través de una app en su smartphone: solo tendrán que llamar a su taxi, pulsar el botón de confirmación y relajarse mientras su taxi robotizado les lleva hasta su destino. Krafcik estudió en Stanford y el MIT e inició su carrera laboral en la industria del automóvil, aunque posteriormente sería reclutado por Google para liderar su división Waymo. Tiene fama de visionario y le gusta apuntar alto. Con Waymo imagina un mundo en el que los sensores inteligentes no solo ayudarán a acabar con los accidentes y a mejorar la seguridad de los conductores, sino que además abrirán las puertas del transporte a millones de personas que no conducen. «Las principales motivaciones son la seguridad y la accesibilidad —reflexiona Krafcik—. Para llegar a la siniestralidad cero queda mucho camino, pero este tiene que ser el objetivo. Y en lo que respecta a la accesibilidad, 30 millones de americanos tienen edad para conducir pero no pueden hacerlo por algún motivo, ya sea por discapacidad o por algún tipo de patología. En estos casos, un servicio de taxis autónomos podría resultar de gran ayuda». A través de innovadoras respuestas a algunas de las preguntas más acuciantes de la movilidad del futuro, Jaguar y Waymo se han propuesto transformar nuestra forma de desplazarnos. Y el I-PACE, primer vehículo 100 % eléctrico de la flota de Waymo, lo tiene todo a su favor para convertirse en el gran abanderado de esta revolución del transporte. DISEÑADO PARA EL FUTURO Exclusivo y espacioso pero a la vez compacto, íntegramente eléctrico y con el sello de uno de los fabricantes más innovadores: el nuevo Jaguar I-PACE es la mejor plataforma para el ambicioso proyecto de Waymo, que no es otro que poner en marcha el primer sistema de taxis sin conductor del mundo. El I-PACE será el primer vehículo eléctrico con batería de la flota de Waymo, y Jaguar adaptará su producción para poder integrar la tecnología de conducción autónoma de Waymo. El servicio de taxis contará con una flota de hasta 20.000 I-PACE autoconducidos y empezará a rodar en Estados Unidos en 2020. THE JAGUAR 53

 

JAGUAR

THE JAGUAR #05

 

La revista The Jaguar rinde homenaje al arte de crear, con artículos exclusivos que apelan a los sentidos, desde la conducción dinámica hasta el diseño más seductor y las tecnologías de vanguardia.

Comenzamos con una entrevista a Eva Green, una actriz excepcional y estrella de la última campaña de Jaguar. Pero hay mucho más: observa el Jaguar XE 300 SPORT y el Jaguar XE SV Project 8 desatados en las laderas volcánicas de Sicilia, cuélate detrás de las cámaras de la consecución de 2 récords mundiales, adelántate al comienzo del campeonato Jaguar I-PACE eTROPHY, descubre los secretos de 3 famosos artistas expertos en fabricar emociones, y mucho más.

La Biblioteca

THE JAGUAR #05
THE JAGUAR #04
THE JAGUAR #03
THE JAGUAR #02
THE JAGUAR #01

© JAGUAR LAND ROVER LIMITED 2016

© JAGUAR LAND ROVER LIMITED 2016 Registered Office: Abbey Road, Whitley, Coventry CV3 4LF Registered in England No: 1672070
Cifras obtenidas a partir de pruebas oficiales realizadas por el fabricante de conformidad con la legislación europea.
El consumo de combustible real de un vehículo podría ser diferente del obtenido en dichas pruebas y estas cifras son para fines comparativos únicamente.