THE JAGUAR #02

  • Jaguar
  • Coche
  • Nuevo
  • Mundo
  • Carrera
  • Equipo
  • Coches
  • Pilotos
  • Circuito
  • Siempre
En este número presentamos la última incorporación a la familia Jaguar: el E-PACE. El piloto de F1 Romain Grosjean nos confiesa su pasión por Jaguar, mientras que el equipo Panasonic Jaguar Racing nos revela parte de los secretos de su preparación. Además, descubrimos la velocidad extrema de las carreras de drones y disfrutamos de un día único en compañía del XF Sportbrake.

EL CIRCUITO DEL FUTURO

EL CIRCUITO DEL FUTURO Velocidades punta y decisiones en milésimas de segundo: la tecnología Smart Cone de Jaguar está diseñada para sacar lo mejor de cada piloto. La segunda edición de The Art of Performance Tour tendrá como escenario el Circuito más duro del mundo. TEXTO: Chris Stokel-Walker El piloto de Panasonic Jaguar Racing Adam Carroll (izquierda) es uno de los pocos pilotos profesionales que se ha enfrentado al Circuito más duro del mundo. 58 THE JAGUAR

FOTOGRAFÍA: © XISCO FURTHER/WWW.XISCOFURTHER.COM Tienes que mirar al frente siempre, porque si te concentras solo en un cono después no verás dónde está la siguiente luz. Es importante mantener el control”. Adam Carroll, piloto de Panasonic Jaguar Racing, conoce bien las trampas de algunos de los circuitos de competición más exigentes del planeta. Y está acostumbrado a anticiparse a las curvas difíciles y a las maniobras de los rivales, en todas las condiciones imaginables. Sin embargo, al volante de su brioso F-TYPE sobre el asfalto del circuito inglés de Brands Hatch, no aparta la mirada de la pista y de los 24 conos de plástico de 70 centímetros de altura dispuestos en su camino, cada uno equipado con una pequeña baliza que se ilumina en verde cuando el bólido se aproxima y le indica qué dirección debe tomar. “La clave es encontrar el punto justo”, continúa. “No entrar demasiado rápido en la curva ni quedarse corto con el freno”. Fija su mirada en la próxima secuencia de conos, que se iluminan ante su inminente llegada, y dibuja la curva correcta con su F-TYPE, sin apenas subviraje y frenando lo justo para perder el mínimo tiempo posible. Un trabajo con la firma de un profesional, pero la imprevisibilidad de un circuito que cambia constantemente le obliga a emplearse a fondo y echar mano del talento que le ha convertido en uno de los pilotos de Formula E más prometedores. El recorrido de Brands Hatch en el que tiene lugar esta demostración de maestría al volante se ha diseñado como puesta de largo de la revolucionaria tecnología Smart Cone de Jaguar, un nuevo método para construir circuitos y poner a prueba las dotes de los conductores que se ha desarrollado de cara a la segunda edición de The Art of Performance Tour de Jaguar. La idea es sencilla: para diseñar el recorrido, se instalan 24 balizas Smart Cone en un gran espacio abierto y los pilotos empiezan a rodar. Una vez en marcha la carrera, los conos pueden configurarse de millones de formas diferentes. Y esto significa que, aunque un piloto acierte en la primera curva, debe vigilar de cerca las siguientes balizas y observar su respuesta si quiere marcar su mejor tiempo. Por su imprevisibilidad y las infinitas posibilidades de configuración, el equipo de Jaguar Experience ha bautizado la prueba como “el circuito más duro del mundo”. En realidad, la tecnología del sistema Smart Cone es más compleja de lo que parece. “Cada Smart Cone consta de diferentes elementos”, explica Will Garrity, integrante del equipo de The Art of Performance Tour en Jaguar Experience, quien participó en el desarrollo de la tecnología y ahora la pone en manos de clientes de todo el mundo. Asegura que el funcionamiento del sistema puede describirse con una sola palabra: “avanzado”. Mientras los bólidos vuelan por la pista, transmiten una señal GPS a un ordenador portátil, que almacena la información gracias a un software especial. El portátil incorpora un chip por radiocontrol que transmite sus cálculos en tiempo real a las balizas Smart Cone del circuito, a través de una red en malla. Un impulso indica a las balizas si deben cambiar de color, encenderse o apagarse, en función de la trayectoria del vehículo, y muestran así el camino al piloto. Y como todo sucede en cuestión de milisegundos, los pilotos deben mantener siempre la máxima concentración y, al mismo tiempo, tratar de darlo THE ART OF PERFORMANCE “Lo importante es no entrar demasiado rápido en la curva ni quedarse corto con el freno” todo, al igual que los potentes Jaguar utilizados en estos circuitos. El sistema GPS es mucho más preciso que los instalados de serie en cualquier coche: puede indicar la posición del vehículo en el circuito con un margen de error de solo 200 milímetros y comunicarse con el portátil hasta 100 veces por segundo. Así, se registra hasta el más mínimo cambio en el movimiento del monoplaza sobre el asfalto y la información puede usarse para reconfigurar el circuito en tiempo real. Una vez completado el recorrido, es posible ver un desglose detallado de la evolución del vehículo a partir de una serie de indicadores clave. “Registramos tres tipos de datos: distancia, precisión y tiempo”, explica Garrity. “Y combinándolos se obtiene una puntuación”. Los resultados pueden ser sorprendentes, ya que para conseguir una puntuación alta hace falta sacar buena nota en todos los apartados, como bien saben el propio Carroll y su compañero Mitch Evans, tras foguearse de lo lindo con la tecnología Smart Cone. Sin embargo, ni siquiera ellos tienen garantizado el mejor tiempo, cuenta Garrity, ya que el sistema Smart Cone se asegura de que no haya dos circuitos iguales. No hay forma humana de saber cómo irá variando el circuito: no queda más remedio que ponerse al volante y hacer malabarismos con el acelerador, el freno y los sentidos sorteando un cono tras otro. Una experiencia irrepetible, literalmente, en la que cualquiera puede marcar el mejor tiempo y llevarse el gato al agua. “Una de las posibilidades más interesantes que he visto son las competiciones en familia”, asegura Garrity. “El marido se centra en la velocidad y el tiempo, y se olvida de la distancia y la precisión, y luego va su mujer y suele conseguir una puntuación más alta”. Muy pronto, estas pequeñas pero decisivas diferencias podrán dirimirse en una clasificación mundial. “Nuestra idea es poner en marcha competiciones mundiales, regionales y locales con el sistema Smart Cone”, explica Garrity. “Los aficionados podrán competir en un circuito Smart Cone y llevarse premios como entradas para pruebas de Formula E”. Pero más allá de los premios materiales, en estas pruebas está en juego el orgullo personal: la satisfacción de salir victorioso de un circuito de carreras que no admite comparación. Visite jaguar.com/artofperformancetour para registrarse y probar suerte en un circuito Smart Cone con The Art of Performance Tour 2. THE JAGUAR 59

 

JAGUAR

THE JAGUAR #07

 

THE JAGUAR rinde homenaje a la creatividad en todas sus formas, con elementos exclusivos capaces de despertar los sentidos: desde el diseño más seductor a la tecnología de última generación.

El nuevo número abre sus páginas a personas inspiradoras como, por ejemplo, Luke Jennings, creador de Villanelle (uno de los personajes televisivos más interesantes de los últimos tiempos) o Marcus Du Sautoy, un hombre que se plantea si la inteligencia artificial está a las puertas de dominar la creatividad. Nos embarcaremos también en un viaje a EE. UU. para explorar el paraíso foodie de Portland en un I-PACE, disfrutaremos de un trayecto a bordo de un Jaguar XE hasta el sur de Francia para dejarnos seducir por el punto de vista que tiene un fotógrafo de la encantadora ciudad de Arlés, y mucho más.

La Biblioteca

THE JAGUAR #07
THE JAGUAR #06
THE JAGUAR #05
THE JAGUAR #04
THE JAGUAR #03
THE JAGUAR #02
THE JAGUAR #01

© JAGUAR LAND ROVER LIMITED 2016

© JAGUAR LAND ROVER LIMITED 2016 Registered Office: Abbey Road, Whitley, Coventry CV3 4LF Registered in England No: 1672070
Cifras obtenidas a partir de pruebas oficiales realizadas por el fabricante de conformidad con la legislación europea.
El consumo de combustible real de un vehículo podría ser diferente del obtenido en dichas pruebas y estas cifras son para fines comparativos únicamente.