Jaguar Magazine #08

  • Lugar
  • Mundo
  • Forma
  • Nuevo
  • Gran
  • Nombre
  • Galway
  • Capoeira
  • Arte
  • Jaguar
En este número, exploramos la creatividad de los maestros brasileños que dieron forma al fascinante arte de la capoeira y descubrimos a unos artistas irlandeses que aúnan tradición y modernidad cultural. También recorremos la línea creativa que enlaza el papel pintado victoriano con el iPhone. Además, el actor y artista polifacético Riz Ahmed explica por qué este es el mejor momento para revelar al mundo su verdadera naturaleza.

Viajes Espíritu de

Viajes Espíritu de lucha A medio camino entre la danza y el arte marcial, la capoeira representa la esencia de Brasil. Viajamos desde Salvador hasta União dos Palmares en un Jaguar XE para explorar sus raíces Texto Jenni Doggett Fotografía Wilson Hennessy Es difícil alcanzar un objetivo en movimiento. Lo que puede explicar por qué una de las maniobras clave en capoeira es la ginga, un paso que mantiene a los participantes en movimiento constante, listos para entrar en acción. Lo mismo se puede decir de la propia capoeira: es difícil reducirlo a una mera definición. No se sabe con certeza cuál es el origen de la capoeira, pero el relato más común es que los esclavos africanos que los portugueses trajeron a Brasil en el siglo XVI desarrollaron un arte marcial clandestino de defensa y liberación. Ha evolucionado hasta convertirse en algo que escapa a la simple definición. Recorremos Brasil para conocer sus raíces y tratar de entender en qué se ha convertido. El estado de Bahía se considera el lugar de origen de la capoeira, y su capital, Salvador, se conoce como la capital cultural del país, según me informa mi guía, Luis. «Aquí se dice que los habitantes de Salvador no nacen, sino que debutan», ríe. Luis es de São Paulo y trabaja por toda América del Sur, pero vuelve aquí siempre que puede: «Dicen que los paulistas solo trabajamos para juntar el dinero suficiente para poder visitar Salvador». Estamos en la plaza Largo Terreiro de Jesús, observando las volteretas y los remolinos —a la velocidad del rayo— de varias parejas de capoeiristas callejeros. Las precisas volteretas y patadas casi rozan los rostros de los combatientes. Los jóvenes atletas posan haciendo el pino, sonriendo de oreja a oreja a los turistas. Cuando le pregunto a Jason, uno de los más jóvenes, qué significa para él la capoeira, responde convencido de que le ha salvado la vida: «Muchos de mis amigos han fallecido o tienen problemas con la ley. Pero la capoeira me ha llevado a un lugar diferente. Todo lo que tengo se lo debo a ella». El lado más llamativo de la capoeira representa un medio de vida para Jason y sus amigos. Confía en que la capoeira se convierta en un deporte olímpico para que se abran más oportunidades. Al igual que el boxeo o el fútbol, la capoeira es una vía de escape para los niños a los que se les ha negado la educación. Estos capoeiristas callejeros entrenan tan duro como cualquier atleta profesional, excepto que lo hacen sobre el pavimento, a pleno sol, a cambio de lo que paguen los turistas. Cuando salimos de la plaza en nuestro Jaguar XE ya es media tarde. El sol está tapado con nubes blancas tan espesas que casi se pueden morder. Salvador es espectacular, con sus empinadas calles de adoquines flanqueadas por tonos pastel. En el exterior del XE se refleja la colorida hilera de casas. Pasamos junto a destartalados edificios coloniales de azulejo, con sus puertas cubiertas por capas de carteles y graffitis de una originalidad desbordante. Los Juegos Olímpicos saltan de nuevo a la palestra en mi reunión con Pedro Abib. Académico, músico, cineasta y capoeirista que ha escrito ampliamente sobre la capoeira y la identidad cultural, Abib lamenta su mercantilización y está en contra de que se convierta en un deporte de competición. De hecho, cree que es algo más cultural que deportivo: «No hay ganadores y perdedores; no es un competición, sino un vínculo. Es un diálogo filosófico». Pedro no quiere ver cómo la capoeira es absorbida por los gimnasios y vendida a consumidores. La ve como un poderoso agente de sanación e igualdad en una sociedad fragmentada. Pedro explica también que, a pesar de la condición de capoeira como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco, no goza todavía de una credibilidad aceptada universalmente y sobre ella flota un estigma 22 / Jaguar Magazine Jaguar Magazine / 23

 

JAGUAR MAGAZINE

 

La revista Jaguar Magazine rinde homenaje a la creatividad en todas sus formas, con elementos exclusivos capaces de despertar los sentidos: desde el diseño más seductor a la tecnología de última generación.

En este número, exploramos la creatividad de los maestros brasileños que dieron forma al fascinante arte de la capoeira y descubrimos a unos artistas irlandeses que aúnan tradición y modernidad cultural. También recorremos la línea creativa que enlaza el papel pintado victoriano con el iPhone. Además, el actor y artista polifacético Riz Ahmed explica por qué este es el mejor momento para revelar al mundo su verdadera naturaleza.

© JAGUAR LAND ROVER LIMITED 2020

Registered Office: Abbey Road, Whitley, Coventry CV3 4LF Registered in England No: 1672070
Cifras obtenidas a partir de pruebas oficiales realizadas por el fabricante de conformidad con la legislación europea.
El consumo de combustible real de un vehículo podría ser diferente del obtenido en dichas pruebas y estas cifras son para fines comparativos únicamente.